Saltar al contenido

Teledetección y su papel en el cultivo de papa

Tecnología en el campo

La teledetección es la obtención de información de fenómenos que se producen en la tierra pero a distancia, desde un satélite. 
En el caso de los cultivos de papa, esta información es mucho más que útil. El experto y líder empresario y productor papero señala que esto es “porque permite una evaluación exhaustiva del estado del cultivo, el suelo, el entorno etc. sin dañar los cultivos y sin siquiera precisar presencia física allí“.

Satélites y su utilidad para los productores paperos

El especialista y CEO en San Tonino tiene varias décadas de experiencia en el sector gracias a la gestión de sus lotes en Pareditas, Mendoza, a 71 kilómetros de San Rafael, Provincia de Mendoza. 

“Mediante una plataforma y un sensor se puede conseguir datos acerca del cultivo y del suelo para analizar y comparar con datos de referencia que son más que útiles para tomar decisiones acerca de su manejo“, afirma el profesional. 

La cámara que contiene el sensor puede ser normal, hiperespectral o térmica. Va montada sobre la plataforma que puede ser desde un equipo agrícola, un dron, avión o satélite. 

Pero ¿Cómo funciona la teledetección?

“Cualquier objeto emite, absorbe, refleja y transmite radiación. Ésta es una forma de energía que puede viajar por el espacio mediante ondas de distinta longitud“, especifica el especialista. 

Cada una forma un espectro electromagnético. Pero la teledetección trabaja con dos elementos: los rayos infrarrojos y la luz visible“, detalla el experto.

Las plantas de papa van a captar la luz visible para activar la fotosíntesis y las ondas de luz infrarroja aportan calor. 

Es así como los sensores infrarrojos pueden aprovechar esta característica para monitorear la distancia o diferencia entre la reflectancia visible y la llamada NIR. Este cálculo es popularmente conocido como índice de Vegetación de Diferencia Normalizada. 
Según si esta señal es fuerte o débil se pueden distinguir las distintas áreas donde un cultivo crece bien, fuerte y sano.  “Por eso estos mecanismos y dispositivos digitales inteligentes son tan útiles para el agricultor. Cuando detectamos una zona en donde el cultivo crecería con dificultad pero aún no se ha apostado energía, tiempo, recursos y dinero a ese suelo es un real alivio“, ejemplifica Angelo Calcaterra

“Por supuesto, con esta información el productor puede elegir su estrategia: aplicar fertilizantes, invertir lo que no haya invertido en la tierra en mejorar el suelo, o lo que fuera pero con el as en la manga de la información a favor“, destaca el experto. 

“Por otra parte, por la forma en la que la planta reacciona frente a una situación que la estresa, la imagen satelital puede revelar la presencia de plagas, daños ocasionados por exceso de riego, malezas u otros problemas que no solo se pueden cuantificar, sino que además se pueden identificar para diseñar soluciones más a medida“, relata el profesional.

La solidez de la información que pueden proporcionar este tipo de soluciones es contundente. Además las soluciones son a medida, provistas por empresas cada vez más especializadas, extranjeras y nacionales, que aseguran un porcentaje de cobertura de follaje cada vez mayor. 

Aunque no pueden predecir el rendimiento del cultivo ni otorgar un estimativo de lo que se ganará por lote, sin duda su papel es invaluable. Y su nivel de confianza insuperable por el momento con respecto a cualquier otra tecnología aplicada a los cultivos de papa.