Saltar al contenido

Mitos y realidades sobre la Agro robótica aplicada al cultivo de papas

robots agricolas

El especialista Angelo Calcaterra analiza el panorama concreto de la robótica en el agro

El experto y productor papero a la cabeza de San Tonino S.A. analiza el panorama acerca del que tanto se ha dicho: la potencialidad de la agro robótica aplicada a los cultivos de papa. 

Agro robótica en cultivos de papa

El futuro ya llegó. Dicen. Mucho más en cuanto a la inteligencia aplicada en diversos ámbitos. Es mucho más frecuente de lo que realmente pensamos. 

Y es que el camino ya está iniciado. En cuanto a la agro robótica, los robots sembradores, los cosechadores inteligentes y los sistemas de riego por control remoto son moneda corriente en los campos de Argentina vinculados a distintos cultivos. Pero en el caso del sector papero, el avance tecnológico y de inteligencia aplicada es ¡impresionante!

“Los desafíos tecnológicos apuntan a la autonomía“

En este contexto, convocamos al experimentado productor para conversar acerca de los desafíos que se enfrentan en la materia. Los desarrollos tecnológicos en el campo se topan con temáticas tales como la falta de personal idóneo, capacitado o los problemas vinculados a la mano de obra de todos los órdenes. 

Las soluciones tecnológicas, en este sentido, deben apuntar para el experto a soluciones autónomas que suplan estas faltas y que puedan generar más rendimiento a través de proporcionar mayor precisión, más medición y certeza sobre las cuales apoyar, maximizar y controlar la producción optimizada del cultivo de papa. 

Robótica en el campo: un panorama global

“La globalización conlleva la necesidad de afinar las herramientas tecnológicas utilizadas para que estén a la altura de las circunstancias y puedan competir en el mercado mundial“, asegura el experto , dueño de San Tonino S.A. en la provincia de Mendoza, con lotes que exportan y trabajan para el mercado local a la vez. 

Esto requiere poder contar con alternativas que puedan impulsar la competitividad en el campo y que pueda ganar las mejores oportunidades quien mejor aplique e implemente los distintos robos aplicados al campo. La estrategia para poder elegir adecuadamente, la información y los profesionales idóneos serán el diferencial que lo permita. 

“Desde reconocer indicadores agrícolas de rendimiento o climáticos hasta monitorear el estado general de las plantas, la intensidad de floración, hasta recolectar, regar y aplicar fertilizantes y anti plagas: todas estas serán tareas que podrán cumplirse mediante robots“, describe el experto productor papero en este sentido.

En eventos como encuentros y ferias de ciencia, agricultura y robótica constantemente se presentan novedades en materia de tecnología aplicada al agro y todo tipo de robots inteligentes que manejan de forma más o menos autónoma la información y trabajan directamente sobre el cultivo. 

Este contexto señalaría la tendencia local que acompaña, claro, el proceso que se da a nivel internacional. 

Angelo Calcaterra indica que en Oceanía, por ejemplo, un investigador llamado Salah Sukkariek realizó un experimento con robots destinados a distintas labores en el campo. 

Fue este científico el que comenzó a afianzar la confianza de los distintos productores paperos de la zona de ese país y los entusiasmó así con su idea principal: lograr detectar los indicadores agrícolas clave para trabajar sobre el rendimiento, el control de los frutos, la salud de las plantas y plantines, su floración y la gestión de variables como rigo vinculadas al clima. 

Después de unos años de usada esta tecnología se pudo llegar a obtener una amplia gama de beneficios: “Resolver la escasez a través de la recolección automatizada fue uno de los logros principales“, reconoció el productor papero  en este sentido.

Así fue como los productores mismos se convencieron de las ventajas sobre otros sistemas y trabajaron sobre las ventajas de la agro robótica para apoyar este tipo de iniciativas. 

Robots sembradores y cosechadores: una realidad posible 

Un paso más allá de los desarrollos conocidos, este brazo robótico que ya existe es inteligente y capaz de seleccionar la fruta o el tubérculo, determinar su calidad, su madurez y otras características gracias a sus sensores y proceder. 

“El robot o brazo robótico es un producto científico de diez universidades de Europa, pero pronto se volverá posible en América“, asegura el experto . 

La habilitación de lo posible solo anticipa lo inevitable. Esto permitirá que la fruta o el tubérculo sean cosechados pero también que el producto sea analizado y seleccionado en el momento, de manera autónoma, inteligente y veloz, con todas las ventajas que eso apareja. 

De una manera casi más exacta que la detección humana, el robot percibe el punto exacto de madurez de lo que está cosechando y lo selecciona para su posterior comercialización, según este análisis de calidad. Eso resulta valioso y sobre todo hace más independiente el proceso. 

Lo mismo ocurre con la recolección. Otra de las experiencias valiosas que relata el especialista consiste en un experimento de la compañía ibérica Agrobot. 

Esta lanzó un sistema de brazos recolectores que pretenden reducir, disminuir o eliminar directamente los costos de producción en más de un 50%. 

Es por este tipo de desarrollos que la agro robótica gana terreno en el mundo agropecuario y abriga esperanzas de un futuro cercano mucho más eficiente. 

Las pruebas son esperanzadoras y actualmente se han lanzados varios modelos cibernéticos que incorporan visión artificial fuertes brazos sostenedores más sensibles y con sensores y floras con robots capaces de transportar y tratar productos ya envasados inclusive. 

“En un futuro cercano la utilización de agro robots impactará tanto en la reducción de insumos químicos que se abaratarán los costos, porque los robots son durables y hasta en un 80% la producción quedará asegurada“, confirma el productor CEO en San Tonino. 

Un panorama alentador en un futuro cercano, con mucho por crecer, ganar y desarrollar aún.