Saltar al contenido

Agrotecnología: el cultivo de papas visto desde el punto de vista de la transformación regional

agricultura de precisión

Si bien la transformación digital es un desafío para el país, el productor y líder de San Tonino S.A. Angelo Calcaterra opina que Argentina tiene mucho potencial. 

Es por eso que consultamos con el especialista cuáles serían los aspectos virtuosos en este proceso y cómo podrían promoverse. 

Argentina: algunas ventajas

Con respecto a este tema, el país tiene como posición ventajosa que en general se basa en un sistema de producción de siembra directa, que a nivel sustentabilidad está avanzado y no tiene por qué envidiarle nada a los países más desarrollados del mundo. 

El experto consultado señala, en este sentido, que las empresas de base tecnológica que intervienen en estos sistemas están desarrolladas al nivel de otros países productores consolidados. 

Muchos tienen un porcentaje de adopción de siembra directa bajo y pocos sistemas que respeten la sustentabilidad en la agricultura. El CEO  de San Tonino advierte que en cantidad de empresas, existe un gran potencial para seguir creciendo en este país. 

Es por eso que el productor papero subraya la importancia de tener presente que las tecnologías AgTech se refieren siempre a un concepto de ecosistema. Esto es básicamente que estas tecnologías se refieren a un sitio geográfico o ciudad, en donde conviven distintos actores que empujan esta temática y con esta tracción, incentivan la innovación. 

Se puede tratar de un gobierno municipal o una empresa aceleradora, de un emprendedor  o de un conjunto de agricultores interesados, de una ONG o un organismo colaborativo e internacional vinculado al sector (Hay muchos en América Latina), una universidad o una escuela técnica, un instituto de investigación o investigadores independientes. Pero siempre requiere el compromiso de trabajar en conjunto, con el fin de desarrollar soluciones tecnológicas en un sitio específico. 

Tecnología y campo: otros datos alentadores en la región

El arquitecto, filántropo y líder agropecuario Angelo Calcaterra asegura que Brasil tiene aún más desarrollo de AgTech que Argentina. 

En este contexto ciudades como Londrina potencian el sector, hablando como hablamos de pueblos, ciudades o áreas en donde el desarrollo se ve impulsado por diversos actores. 

Por otro lado, al interior de la región nacional, el especialista señala que Rosario es pionera en mostrar que no todo pasa por Buenos Aires en este aspecto. El gobierno municipal y la Universidad Austral en acción conjunta con el ILab (Innovation Lab del Banco Interamericano de Desarrollo) realizaron con la ciudad de Saint Louis en Estados Unidos un convenio que fomenta el crecimiento sinérgico del sector de las AgTech en Rosario específicamente. 

El objetivo es formar un ecosistema completo de AgTech aquí, comparte el experto agrícola. Por supuesto, la agrupación de productores está representada en este grupo (la asociación que los agrupa se llama Aapresid). 

No es casual que Rosario sea una región que fomente esto de la tecnología vinculada al agro: es un nodo portuario agroexportador y es ¡uno de los más grandes del mundo!

Así, se pone el foco en empresas que ofrezcan soluciones tecnológicas que quieran aportar a realizar los sistemas de gestión de producción del campo más sustentables. Esto es: que puedan producir más cantidad y mejor, de forma más transparente, con el menor impacto ambiental posible y que se llame la atención de los productores para multiplicar esta mirada y este deseo. 

Los productores argentinos están muy interesados en fomentar el desarrollo de este tipo de herramientas tecnológicas. 

Angelo Calcaterra: “La tecnología en argentina y la agricultura de precisión impacta en los rindes, por eso resulta la gran clave“

En esta frase el especialista se refiere a que a la hora de hablar de desarrollos tecnológicos una de las verticales a enfocar es la agricultura de precisión. Ésta es una serie de herramientas que habilitan al productor a manejar el campo en unidades pequeñas, con mucha capacidad y conocimiento también acerca de. “metro a metro“, aunque posea hectáreas. 

La gestión personalizada del cultivo permite mejorar la productividad. La tecnología otorga la ventaja de interpretar la variabilidad de cerca, conocer con detalle el comportamiento de cada planta y esto se traduce en pura eficiencia a la hora de tomar decisiones acerca del uso de recursos. 

De esta forma, un productor puede conocer la variabilidad de su campo y sus cultivos, lo cual le permite hacer agricultura de precisión, a través de distintas herramientas tecnológicas como sensores, robots, imágenes satelitales, monitores del suelo, drones, etc. 

“Así se toman mejores decisiones de manejo y aplicación diferenciada de soluciones, productos, trabajo, etc“, remarca el productor papero. 

Por supuesto, esto impacta directamente en un mayor margen bruto porque se aplica la cantidad justa y necesaria de productos e insumos, como fertilizante por ejemplo, e influye además en tener un mayor cuidado con respecto al impacto ambiental. Todo se vuelve más certero. 

“La agricultura de precisión es una parte fundamental del mercado AgTech“, afirma el experto. Asimismo, menciona que también se avanzó bastante en la descarga de imágenes satelitales que en el pasado fue un trabajo manual tedioso, al que después había que sumar su procesamiento e interpretación. 

Las herramientas tecnológicas automatizan este procedimiento y lo que anteriormente representaba una jornada completa de trabajo para generar el mapa de un lote, actualmente con la ayuda de estas nuevas herramientas que descargan y procesan directamente el material (imágenes satelitales) el mismo trabajo se realiza en pocos minutos. 

Tecnología aplicada a la producción de carne

Más allá de los cultivos de papa, todo el campo comienza a verse impulsado por la innovación tecnológica. 

El líder de San Tonino S.A. agrega que existen también empresas tecnológicas que actualmente están generando trazabilidad en toda la cadena de producción y por ende se puede encriptar información de forma tan segura que se vuelve inviolable e inalterable.

“Es así que con alta seguridad un dato cierto y verdadero lo es en un 99,9% y más también“, arroja Angelo Calcaterra. 

Incluso, al final de la cadena de producción el consumidor puede escanear un código de barras en un corte de carne en la carnicería y conocer para atrás la información desde que nació el animal, su alimentación hasta todos los frigoríficos y establecimientos por los que pasó ¡Un desarrollo alentador e impactante!