San Tonino SA. Angelo Calcaterra

san-tonino-angelo-calcaterra--

Revolución agrícola: la aplicación de robots para el cultivo de papa

El diseño de robots pequeños y versátiles que aprenden de la experiencia son el futuro del campo

Parece ciencia ficción pero está a la vuelta de la esquina. La robótica agrícola es una realidad.

“Tanto en Europa como en Estados Unidos confirman su aplicabilidad tanto en campos al aire libre como en invernaderos“, relata el especialista en el cultivo de papas Angelo Calcaterra.

De esta manera, prácticamente todos los inconvenientes pueden resolverse mediante su intervención. Al menos, muchos de ellos.

“La tendencia a futuro es el diseño de robots cada vez más pequeños, livianos y versátiles para que cumplan todo tipo de tareas“ detalla Angelo Calcaterra.

Sin embargo, aún se requiere investigación e inversión. Dos factores claves para que sean variables de peso en los resultados globales de cada uno de los países productores de papas y otros cultivos representativos en la alimentación a nivel global.

 

Boom tecnológico

En los últimos cinco años hubo un boom tecnológico. Empresas chinas como DJI invirtieron sumas cercanas a los 75 millones de dólares para el desarrollo de aparatos tecnológicos que colaboren en las tareas agrícolas.

“Los drones diseñados especialmente para agricultura son conocidos por sus modelos Phantom, y se espera que también sean conocidos los modelos Agras MG-1“, señala Angelo Calcaterra.

Este fue el primer dron fabricado exclusivamente con fines de servir a tareas relacionadas con el campo y sus cultivos.

Pero más allá de los drones, el uso de la robótica neta ganó un lugar en la fabricación de distintos productos.

El Centro de Automática y Robótica está trabajando en estas cuestiones. “Allí 80 investigadores trabajan para desarrollar robots físicos y también aplicaciones robóticas en donde la robótica agrícola ocupa el lugar central“, cuenta Angelo Calcaterra en este sentido.

Los primeros intentos se hicieron hace 25 años pero no fue un verdadero quiebre hasta que no se desarrollaron las TIC.

Hoy la International Federation of Robotics informó que detrás de la defensa y la seguridad, las aplicaciones robóticas agrícolas se ubican en el segundo lugar de ventas.

 

Agricultura de precisión

“La agricultura de precisión es la punta de lanza del desarrollo de este tipo de tecnología“, opina el especialista Angelo Calcaterra.

“Ayuda a optimizar el uso de insumos y recursos como ninguna otra herramienta“, puntualiza.

La tecnología depende de la automatización para poder proyectarla a gran escala y poder beneficiar a cientos de miles de hectáreas según el experto.

Es en este punto en el que se comprende que los robot agrícolas son máquinas inteligentes con capacidad de desenvolverse en el terreno capturando información y actuando sobre el cultivo de manera autónoma.

El especialista percibe un incremento de la robótica en el sector agrícola y es optimista al respecto. “Durante muchos años hubo proyectos de cosecha pero hoy se encuentran en fases avanzadas y participando de una madurez tecnológica llamada nivel 7“, indica Angelo Calcaterra con esperanza.

No obstante, por supuesto, hablar de robótica en el campo actualmente no significa que los lotes estén llenos de R2D2 o Wall-E reemplazando los operarios. Esto no es así, pero sí “se está investigando distintas cuestiones como sistemas de manipulación para poder recolectar“, detalla el experto Angelo Calcaterra y subraya: “aunque no es un tema sencillo y hay que trabajar sobre terrenos no estructurados para que el robot reconozca dónde está el fruto, se puede lograr que reconozca entre ramas, hojas y otros elementos que dificultan a la hora de cosechar de este modo“.

Cuando se consiga la velocidad adecuada, el reconocimiento parece no ser un problema mayor para los investigadores.

La empresa española Agrobot lanzó hace unos pocos años el Agrobot SW610, que es básicamente “una cosechadora que gestiona diversos manipuladores robóticas con un sistema de visión artificial que localiza e identifica frutos, seleccionandolos según su tamaño y maduración. Esto está orientado a frutillas, podría hacerse algo similiar en papas“ predice Angelo Calcaterra con optimismo.

Así, estos sistemas han demostrado ser efectivos y ya varios productores los están utilizando. Estas progresivas demostraciones harán que los inversores se animen y los investigadores apresuren sus implementaciones. “Será el panorama ideal para aumentar como nunca antes se vio la producción agrícola“, asegura por último Angelo Calcaterra.

 

 

Related tags

Leave a comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *