San Tonino SA. Angelo Calcaterra

Cultivo de papa

Maneras estratégicas de fertilizar los cultivos de papa

Angelo Calcaterra comparte algunas estrategias para pensar en la producción, la nutrición y rentabilidad de la papa unida al tema del manejo del cultivo con fertilizantes

Macro y micronutrientes son igualmente necesarios según el especialista en cultivos de papa Angelo Calcaterra, propietario del campo San Tonino S.A. que abastece tanto al mercado local como al internacional, tanto para el consumo fresco como para su procesamiento industrial posterior. 

Este es el concepto principal en cuanto a la estrategia de fertilización de los cultivos paperos. Ya que esto permite apuntar a un óptimo rendimiento y a un gran aprovechamiento comercial. 

Macro y micronutrientes según Angelo Calcaterra

Este mix que propone el experto se trata de una estrategia híbrida para poder contemplar distintas variables en el cultivo de papas y su forma de incrementar rendimientos. 

Los programas de fertilización de papas deben orientarse a asegurar la disponibilidad de los nutrientes que necesiten las plantas para dar sus frutos en cantidad y en el momento adecuados. 

Se necesita promover y anticipar un crecimiento óptimo del follaje y de los tubérculos. 

Es por eso, que según Angelo Calcaterra, la nutrición balanceada es la que permitirá al tubérculo un desarrollo superior. 

Los mejores consumos de los nutrientes se van a dar siempre cuando la planta está en la fase de desarrollo y llenado del tubérculo. Y se reducen cuando este crecimiento se detiene. 

Por ello, para una fertilización óptima la clave no solo es obtener más calidad y rendimiento sino apuntar a resistir también condiciones adversas como enfermedades, estrés hídrico y demasiado frío, algo que perjudica el ritmo de crecimiento y los cultivos en general. 

¿Qué nutrientes necesita la papa para desarrollarse?

En general, el cultivo de papa extrae Potasio, Nitrógeno, Azufre, Calcio, Magnesio y Fósforo como elementos principales. De entre ellos, el Potasio y el Nitrógeno son los que resultan claves o más importantes.
Angelo Calcaterra señala que para un rendimiento de 50 toneladas por hectárea se espera que se consuman cerca de 250 kilos de Nitrógeno y 320 kilogramos por hectárea de Potasio y 50 kilos de Fósforo.
El Nitrógeno resulta ser clave para el desarrollo foliar de la planta de papas porque colabora a lograr mayor tasa fotosintética y además, estimula el desarrollo del tubérculo.
Por otra parte, se debe tener la precaución pertinente con las cantidades que se apliquen. Ya que un exceso de nutrientes estimulará más crecimiento foliar de lo necesario e irá en contra del óptimo crecimiento del tubérculo.
Eso en cuanto a los Macronutrientes, pero en cuanto a los Micronutrientes podríamos decir que es importante, también, un suministro adecuado, correcto y balanceado para tener buen crecimiento y lograr altos rindes. Los más importantes son Zinc, Cobre, Manganeso y Boro.

Como complemento de la fertilización base al suelo estos elementos son muy eficientes y generan diferencias muy importantes. Estimula los procesos de alto rendimiento y ayuda a un cultivo que quizás no enfrente las mejores condiciones climáticas o contextuales.
Son de rápida asimilación y acción foliar por lo cual su uso contribuye a conservar las cualidades óptimas después de la cosecha.

Related tags

Leave a comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *