San Tonino SA. Angelo Calcaterra

gestión del recurso hídrico

Los cultivos de papa y la gestión del recurso hídrico según el especialista Angelo Calcaterra

Angelo Calcaterra, al frente de San Tonino S.A. en la provincia de Mendoza implementó el sistema de pivote cuando comenzó con su producción, un terreno que tuvo que poner en condiciones, fertilizar y acondicionar cuando comenzó con el la producción papera. 

Pero mucha agua corrió debajo del puente y se volvió un experto en el tema gracias a la investigación que realizó, lo que aprendió e incorporó como herramientas: el sistema de pivote permite sectorizar y hacer un uso del agua más sustentable, controlado y provechoso. 

Echemos un vistazo a este tema para analizarlo junto a un experto. 

Estabilizar rindes: el riego por pivote como aliado

Maximizar el rendimiento y la calidad del sistema de riego es posible según Angelo Calcaterra. 

En primer lugar, hay que destacar que el productor subraya que por su escaso desarrollo radicular la papa es un vegetal que requiere un cuidadoso manejo del agua, y por tanto, hay que evitar tanto los excesos como las deficiencias. 

Las oscilaciones climáticas a veces juegan una mala pasada y es por ello que el productor debería poner especial dedicación a tener bajo control este complemento estratégico: el riego. 

Como uno de los principales factores que afectan el crecimiento de la papa, según cita Angelo Calcaterra, es la tendencia del tubérculo a cerrar sus estomas (los poros de las hojas) como una reacción a las deficiencias de agua. Las hojas se cierran para evitar la pérdida de agua ante la mínima falta de ésta. 

“Esto conlleva a estrés hídrico que puede impactar en el rendimiento y la calidad del cultivo“, indica Angelo Calcaterra. 

Para evitar esto se riega en forma suplementaria pero lo que se hace, si se puede unir esta información obtenida gracias a la teledetección, con los servicios del pivote sectorizado, se podrá atender especialmente a los sectores afectados. 

Otra ventaja del pivote es que sus caños pueden recorrer el terreno de manera curva, recta, o adaptarse a la forma del lote. 

Por otra parte, el especialista remarca que en el momento de formación de los tubérculos, el agua es una herramienta clave para la correcta distribución de los nutrientes y la constitución de las células. 

De esta forma, si en ese momento clave el contenido del suelo está por debajo del 50% de la capacidad que se necesita en el campo, por un período mayor a dos días, la planta de la papa con un tubérculo que debe estar compuesto por un 80% de agua, se verá afectada. 

Esto es que no puede alcanzar su máximo potencial. “Por eso el conocimiento sobre el proceso de la papa es clave para gestionar el recurso hídrico“, remarca Angelo Calcaterra. 

El agua deja de ser tan necesaria cuando termina el llenado y crecimiento de los tubérculos pero aplicar el riego en este momento es tardío e inutil. Las plantas de papa, que cuando crecen son verdes, cuando ya culmina este proceso transportan los hidratos de carbono hacia el tubérculo y tornan la coloración hacia el amarillento. Esto indica madurez. 

“Regar tarde o regar cuando la planta ya no lo necesita es el error que comenten muchos productores“, indica el experto. 

Por último, los criterios de conservación y calidad de agua implican un estudio, tomando en cuenta la aplicación de material agroquímico para mantener las plagas a raya y también, las malezas. Todo a través del riego. 

Además de realizar el riego en tiempo y forma, habrá que elegir el agroquímico indicado, en la dosis adecuada y tener en cuenta el PH del agua, la dureza y mezclar siempre agroquímicos compatibles. 

También es importante tener en cuenta la densidad de gotas por planta, el uso de tensioactivos y adherentes, entre muchos otros aspectos, comentó Angelo Calcaterra. 

Por supuesto, los agroquímicos colocados deberán ser seleccionados para que no se vean afectados por lluvias naturales. La aplicación tardía o este factor puede terminar en plagas como la mosca minadora que destruye el cultivo de papas en poco tiempo. 

De esta forma, el riego es un factor que debe ser estudiado, controlado y gestionado por profesionales con intervención constante de varios profesionales para lograr los rendimientos óptimos. 

Leave a comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *