San Tonino SA. Angelo Calcaterra

Los beneficios de la piel de la papa:hasta superan al propio interior del tubérculo | Angelo Calcaterra

Los beneficios de la piel de la papa:hasta superan al propio interior del tubérculo

Angelo Calcaterra, productor papero argentino, nos comparte algunos datos acerca de una parte de la papa que suele descartarse pero ¿estamos desperdiciando algo preciado?

¡Sí!

Conocé todo de los beneficios de la piel de la papa y cómo aprovecharla para que esta hortaliza saludable y versátil te entregue todo lo que tiene para dar.

La papa tiene gran cantidad de nutrientes que muchas veces no se aprovechan. 

“Está compuesta de un 75% de agua pero también tiene almidón y nutrientes saludables para el organismo. Tiene infinidad de usos en la gastronomía y casi en todos ellos se usa sin cáscara. Sin embargo, lo que no se sabe es que justamente en ese área del tubérculo están concentradas muchas de sus mejores propiedades por su altísimo contenido de vitaminas, fibra y minerales esenciales“, puntualiza Angelo Calcaterra

Incluso, hay motivos para no pelar la papa de su cáscara al cocinarla. Pero por lo pronto, conviene saber algunas cosas más allá de tomar o no esa decisión al prepararlas en casa. 

Te proponemos de la mano del experto papero analizar algunos puntos.

Las propiedades de la piel de la papa

Un alimento nutritivo y lleno de beneficios
Es parte cotidiana de la dieta de millones de habitantes del planeta tierra y esto es porque son fuente de nutrientes claves para el organismo. Contienen Vitaminas del complejo B, Potasio, Fósforo, Magnesio, Vitamina C, Zinc y Hierro. 
 
• Sacían
Si bien muchos omiten la papa de sus dietas por su porte de carbohidratos, al ser carbohidratos complejos los que posee éstos son sumamente saludables y no representan demasiadas calorías. Y sí un alimento de calidad. 
Si se cocina sin aceite ni ningún aderezo que dispare el índice glucémico es un alimento que puede incluso incluirse en regímenes de descenso de peso. El motivo es que si, por ejemplo, se incluyen frías, hervidas, con cáscara, en una ensalada con huevo duro en una pequeña porción harán que el estómago se mantenga lleno por más tiempo, además de ingerir alimento real de alta calidad nutritiva. 
 
• Contienen fibra

“La piel de la papa contiene fibra y ésta colabora al correcto funcionamiento intestinal, aportando múltiples beneficios al sistema digestivo“, destaca Angelo Calcaterra
Para que esta propiedad sea conservada, hay que consumir las cáscaras de papa cocidas al vapor o mediante infusión y no en agua ni al horno. 
 
• Anti-estrés
La piel de la papa aporta una cantidad considerable de vitamina B6, un nutriente que repara las células y es difícil de obtener las cantidades necesarias a través de otros alimentos. Consumirla de manera frecuente reduce el daño de tejidos y disminuye los neurotransmisores causantes del estrés. 
“Además la vitamina B6 de la piel de la papa estimula la segregación de dopamina y serotonina que son dos tipos de neurotransmisores que regulan los estados de ánimo, el humor y la gestión de las emociones“, detalla Angelo Calcaterra
 
Potencia el sistema inmunológico
La piel de la papa es fuente indiscutida de calcio, vitaminas C y B y por ello protege eficazmente el sistema inmunológico. También, mejora el rendimiento mental y físico. 
 
• Beneficios para enfermedades graves como el cáncer o la diabetes
La piel de la papa contiene fitoquímicos que podrían destruir células tumorales sin afectar los tejidos sanos por su aporte de ácido clorogénico. La fibra y el resto de los nutrientes de la cáscara son de inmensa ayuda para prevenir y controlar los niveles altos de azúcar. Especialmente recomendada para la diabetes tipo 2. También reduce el colesterol y
previene enfermedades cardíacas. 
 
• Fáciles de digerir
Gracias a su gran cantidad de carbohidratos complejos y que no son grasas ni proteínas que complejizan la digestión, son amables para el sistema digestivo. Es una buena alternativa para estómagos sensibles, tratamientos de depuración de órganos como vesícula, hígado y estómago, entre otros. 


 Angelo Calcaterra advierte sin embargo que antes de decidir consumir la cáscara de la papa hay que verificar que no tenga brotes o coloraciones verdosas: “éstas pueden resultar tóxicas por su posible contenido de solanina, un glucoalcaloide que naturalmente se notará por su sabor amargo“.
Se trata de un pesticida natural propio de la verdura y con sólo lavarla correctamente y cortarle esas partes se puede consumir el resto de la piel de la papa sin problemas.

Related tags

Leave a comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *