San Tonino SA. Angelo Calcaterra

La experiencia de la papa orgánica | Angelo Calcaterra

La experiencia de la papa orgánica

Un ensayo en Los Cerillos manejado con fertilizantes naturales aportó un rendimiento de 35,87 por hectárea

 

En un campo ubicado en Traslasierra se llevó a cabo una experiencia orientada a producir papa orgánica.

“Sobre una superficie de 2500 metros cuadrados se desplegó una parcela demostrativa con el objeto de implementar un manejo agroecológico del cultivo que se realizó sin el uso de agroquímicos ni fertilizantes artificiales“, detalló el arquitecto Angelo Calcaterra.

“Por supuesto, las condiciones estaban dadas: se contaba con un suelo friable y granular, es decir, no compacto que permite que haya buena infiltración de agua. Un suelo profundo y sin obstáculos en las capas subsuperficiales. Una tierra color pardo oscuro y sin señales de erosión, con baja actividad biológica para prevenir lombrices y otros artrópodos y poca cobertura vegetal – aclaró el arquitecto Angelo Calcaterra-.

 

Experiencias anteriores

En cuanto a los cultivos que precedieron al de papa orgánica fue maíz. Luego, el lote permaneció desocupada en el otoño. “A partir del mes de junio se empezó a preparar el lote con el uso de rastra de disco, niveladora, cincel, vibrocultivador y por último, surcador“, relató el arquitecto Angelo Calcaterra.

El objetivo fue realizar una “cama de siembra“, especifica Angelo Calcaterra en este sentido.

Se usó la variedad Spunta y se hizo con una densidad de siembra de 45 bolsas por hectárea, que son algo así como 50 kilos de semillón.

El arquitecto Angelo Calcaterra relata que durante la siembra se le aplicó al cultivo un “fertilizante orgánico“. Mediante este ensayo quedó comprobado que es un objetivo “alcanzable“ producir cultivos relativamente “altos en rendimiento“.

El arquitecto Angelo Calcaterra resalta que se llama de alto rendimiento cuando bajo distintos manejos con fertilizante, que se hace para probar proporciones, supera en un 30 a 35% la producción esperada sin ninguna de estas condiciones “conducidas“ por el hombre.

Así, los resultados productivos obtenidos se dieron a partir de un manejo orgánico del cultivo: a través de la sustitución de los insumos artificiales como fertilizantes, herbicidas, insecticidas y fungicidas por otros naturales y biológicos. “Fertilizantes orgánicos sólidos y líquidos, bio insecticidas y bio fungicidas“, puntualiza el arquitecto Angelo Calcaterra.

Sin embargo, el control de las malezas y vegetación sí se hizo en forma mecánica mediante herramientas agrícolas para lo que se llama “la preparación de la cama de siembra“. Asimismo, con la etapa de las labores culturales: carpida y porque.

El arquitecto Angelo Calcaterra aclaró que el control de plagas y enfermedades se hicieron las correspondientes aplicaciones de caldo sulfocálcico en una dosis de 3 litros cada 100 de agua. “Esto reduce notablemente la incidencia de los insectos entre los que están las moscas blancas y los pulgones“, indicó, por último, Angelo Calcaterra.

Leave a comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *