Saltar al contenido

La papa, los precios y la crisis

Los precios de este cultivo se acercan a lo que valían hace 20 años

El especialista en el tema y CEO en San Tonino da un panorama de lo que ocurre en uno de los cultivos más importantes a nivel local junto con el trigo y la soja en Argentina y en el mundo.

“La papa es un alimento esencial. En el mundo es el tercer junto con el trigo y el arroz, y de forma local solo se le acerca en volumen de producción la soja“, describe el profesional.

Con un promedio de 90 kilos por persona en el 2019 el productor gana 900 pesos por kilo en las distribuidoras mayoristas de papa en el centro del país.

Sin embargo – remarca el experto– este año la ganancia no llega a los 300 pesos en los comercios en los que reciben el producto.

“Esta situación provoca que los mismos productores pequeños o campesinos vendan las papas a la vera de la ruta a turistas y conductores que suelen ser compradores ocasionales“, relata el especialista.

La crisis consta de algunos elementos bien definidos. “Los bajos precios y la crisis sanitaria que no colaboró en un contexto complicado desde antes“, inicia la descripción del experimentado productor. Y además, el cambio climático.

“Fue un verano prolongado, las sequías perjudicaron en gran medida una situación que ya era adversa por la crisis sanitaria“, lamenta el profesional.

Recordemos que hubo heladas a principio de año, por lo que se esperaba que abril y mayo fueran como un invierno clásico.

“Por al contrario, se trató de un verano intenso. Las siembras se prolongaron y las cosechas terminaron moviendose para octubre y noviembre“, describe el experto productor.

Es por eso que el mercado local pareciera “inundado“ del noble producto que tanto habría que cuidar en un sistema agrícola responsable.

Por otro lado, el gremio dice que no se trata de una sobreoferta. “Aducen un alza en la producción con respecto a 2019 – cuenta el productor. Unos 2,6 millones de toneladas se encuentran a punto para ser consumidas“.

Sin embargo la crisis por la pandemia cambió ese panorama porque complicó los circuitos de distribución locales y las importaciones. “Lo que paga el consumidor tiene poca relación con lo que gana el productor si la coloca en distribuidoras“, específica el especialista.

Tiendas, supermercados, intermediarios y productores se encuentran así afectados. Los gobiernos implementaron algunas acciones de promoción en el sector pero por ahora, son insuficientes.

“Se trata de incentivos que alcanzan a más de 250 mil productores y podrán mover más de 200 mil toneladas“, detalla por último, Angelo Calcaterra.