San Tonino SA. Angelo Calcaterra

angelocalcaterra-San-tonino

Innovación en el cultivo de papa desde la siembra

El impacto positivo de la agricultura moderna

La Rancha es sólo una de las enfermedades que afecta el cultivo de papa. “Se estima que el daño causado por afecciones de este tipo puede llegar a echar a perder entre el 20% e incluso llegar al 100% de la cosecha“, calcula Angelo Calcaterra, experto en este tipo de cultivo.

Por cuestiones como estas la aplicación de tecnología a la agricultura constituye un desafío múltiple que puede colaborar positivamente en diversos aspectos que parecen simples, pero no lo son.

“Nuevas maneras de manejar fitosanitariamente el cultivo, entre otras cuestiones, requieren de tecnología aplicada“, resalta en este sentido Angelo Calcaterra.

El especialista señala que esto podría incrementar el vigor de las plantas desde la siembra, incrementar la producción y mejorar la calidad de la piel y el interior de la papa.

Angelo Calcaterra señala que la innovación está contribuyendo positivamente en la productividad agrícola como nunca antes.

No obstante, aún se necesita seguir investigando e invirtiendo para conseguir más productividad y efectivizar los resultados de este cultivo.

Habrá que trabajar en mejorar volumen y cantidad, algo que es amenazado por el hongo llamado Rhizctonia, además de por la Rancha.

“Este es un fungi que produce una lesión en el cuello de la planta y esto provoca que se marchite y hasta la puede llevar a la muerte“, detalla Angelo Calcaterra.

Así, las plagas y las enfermedades son grandes amenazas para el rendimiento de los agricultores. Por esto, las prácticas modernas e innovadoras para el control de las mismas resulta tan fundamental.

Muchas veces los métodos tradicionales no son suficientes. “La idea es proteger la inversión que el productor realiza en la semilla mediante un nematicida de última generación para ser aplicado por única vez por campaña“, apunta Angelo Calcaterra.

Lo que se busca es incrementar el vigor de cada una de las plantas desde la siembra misma y durante su crecimiento mejorar la calidad de la papa y los atributos que puede ofrecer como producto alimenticio, requerido por más de 14 mil millones de personas que la consumen diariamente alrededor del mundo.

El entendido señala que la tecnología fue anteriormente implementada con éxito en otros países latinoamericanos como México.

“Los asombrosos datos que midieron el impacto arrojaron que la producción de la cosecha creció en una proporción mayor al 12% y lo más sorprendente fue el incremento del 25% en papa de primera“, señala por último Angelo Calcaterra.

 

Related tags

Leave a comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *