San Tonino SA. Angelo Calcaterra

Cultivos de papa: los mejores suelos para su desarrollo pleno según el experto Angelo Calcaterra | Angelo Calcaterra

Cultivos de papa: los mejores suelos para su desarrollo pleno según el experto Angelo Calcaterra

El especialista en cultivo de papa Angelo Calcaterra, al frente de San Tonino S.A. en la provincia de Mendoza, en Pareditas comparte algunas recomendaciones para sacar partido y aumentar el rendimiento poniendo en el centro de atención el manejo de los suelos. 

Los suelos más adecuados para cultivar papa

Los suelos más recomendados para que los cultivos de papa se desarrollen mejor son los de textura liviana. Es decir, francos o franco arenosos. Sueltos, aireados, ligeramente ácidos, con buena profundidad, capacidad de retención de agua y con una disponibilidad de materia orgánica de un 10% aproximadamente, señala Angelo Calcaterra en este sentido. 

Así mismo, el experto indica que no son recomendados los suelos pesados como arcillosos ni terrenos con una alta inclinación ya que hacen más difíciles el trabajo de preparación del suelo y podrían ser susceptibles a las erupciones. 

Para hacer el ciclo de la siembra de cultivo de papa, se necesitan tractores: por el arado de disco, que se usa para romper la tierra. En segundo lugar, se utiliza el rotavito, que deja el terreno más trabajable. 

Si es para segunda cosecha, se usa el arado cincel vibratorio, que ayuda a renovar la tierra. 

La cal y la gallinaza ayuda a prevenir plagas, se puede sumar a esto fertilizantes, tratantes antiplagas con algunas sustancias químicas controladas y se comienza a plantar: separando cada planta entre un metro y un metro diez de distancia. 

La fumigada se repite luego de enterrar las semillas y regarlas. Después, se repite también el fertilizante para que pueda colaborar a afianzar esas semillas recién ingresadas a la tierra, que tienden a adaptarse, en estas condiciones óptimas del suelo, rápidamente. 

La importancia del potasio

Si bien el potasio es clave, el especialista Angelo Calcaterra indica que antes de introducir fertilizantes hay que estudiar mediante una muestra la característica del suelo. 

De manera natural, se encuentran nutrientes necesarios para la papa en el suelo como Zinc, Cobre, Nitrógeno, Potasio, Fósforo y Magnesio. 

De esa manera, se puede compensar exactamente lo que requieren los cultivos sin sobrecargar ni pecar por la ausencia de ninguno de estos nutrientes claves. La idea es que para un buen desarrollo, rendimiento y producción las condiciones del suelo deben eser siempre controladas. 

Es por eso que la ciencia y la tecnología deben usarse, en este caso, específicamente al servicio de las plantaciones y por ello el agro debe valorarlas, manejar los suelos en consecuencias y dejar atrás la modalidad de los agricultores de antes, que si bien sabían mucho, no disponían de estas modernas herramientas de control de gestión de los cultivos de papa. 

Video sugerido:

Leave a comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *