San Tonino SA. Angelo Calcaterra

cultivo de papas angelo calcaterra

Cultivos de papa en pandemia: los protocolos para los trabajadores

El trabajo seguro es prioridad en campos San Tonino en Mendoza

El Ministerio de Trabajo coordina acciones para proteger a los trabajadores en permanente comunicación con los empresarios agrícolas clave.

El sector primario tiene un modelo de actuación ejemplar para evitar la propagación del Coronavirus.

San Tonino y sus medidas preventivas

En Mendoza, en la localidad de San Carlos, departamento Las Pareditas, a unos 71 km del Noroeste de San Rafael se sigue al pie de la letra el protocolo de actuación y prevención para recoger la cosecha, así como durante todas las instancias vinculadas a trabajar la tierra.

“Si bien siempre se siguen pautas de seguridad alimentaria y el personal está acostumbrado a cumplir con estrictas normas tuvimos que implementar rápidamente ante la pandemia cuidados para preservar a cada eslabón en la cadena productiva de los cultivos de papa“, relata Angelo Calcaterra, dueño del terreno mendocino de San Tonino.

Si bien se tabaja al aire libre existen momentos en los que se ingresa a un predio o se trabaja en grupo.

En este sentido y por provincia, se fueron definiendo a qué distancia y con qué barreras mecánicas de protección contra el virus se iba a trabajar.

“En primera instancia se guardan dos metros entre las personas, además se le proporciona a cada trabajador barbijo triple y máscara de acrílico que reduce las posibilidades de contagio“, enuncia Angelo Calcaterra.

Pero además, reciben instrucciones y recordatorios permanentes. Porque implementar medidas de seguridad en este tipo de entornos laborales supone, además, la desinfección de vehículos, la adecuada limpieza de áreas comunes, herramientas y toilettes, etc.

Por eso, “se instruye estrictamente al personal sobre aspectos que muchas veces desconocen, como que no deben compartir cubiertos, vasos y el modo de proceder indicado ante la aparición de cualquier síntoma o caso cercano que pudiera surgir“, explica Angelo Calcaterra en este sentido.

“Una de las claves en la comunicación y la construcción de confianza, según relata el dueño de los campos, fue tener en cuenta el nivel de instrucción de cada trabajador, el idioma y no entregar una guía escrita sin asegurarse de que la información llegara realmente“, destaca el profesional.

 

Leave a comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *