San Tonino SA. Angelo Calcaterra

Nutrición balanceada

Cultivo de papas: claves para una nutrición balanceada según Angelo Calcaterra

Según investigaciones recientes, la nutrición del cultivo de papa está más relacionada con las condiciones del contexto si se observa el promedio de rendimientos de distintas regiones nacionales.

El experto en cultivo de este tipo, Angelo Calcaterra, elaboró a partir de algunas conclusiones obtenidas de estudios actuales algunas recomendaciones.

Para algunos de los especialistas, las recomendaciones se deben hacer sobre la base de las extracciones de nutrientes que se realizan directamente del cultivo.

Otros expertos le dan prioridad a establecer un volumen determinado en la relación que hay entre el nitrógeno que se encuentra a priori, el que se suma mediante fertilizantes y los resultados en follaje y tubérculos y a partir de allí elaborar una estrategia.

En conclusión, el primer grupo de expertos en la materia indican que se deben realizar los análisis de composición del duelo y foliares para establecer exactamente la dosis de nutrientes. En este grupo se encuentra el especialista reconocido internacionalmente Angelo Calcaterra. Mientas que otros opinan que la fertilización debe basarse en un standard de aplicación de 4 kilogramos de nitrógeno, uno y medio de fósforo y 6 de potasio por cada tonelada de papa.

Angelo Clacaterra indica que al establecer la singularidad acerca de las necesidades del cultivo se puede optimizar recursos que de otra manera, sin saber, se podrían estar desperdiciando o bien significando menos de lo necesario.

¿En qué se traduce esto para los cultivos?

Este manejo diferencial significa que para un cultivo de 45 toneladas se necesitará la aplicación de 180 kilos de nitrógeno, 67,5 kilos de fósforo y 270 kilos de potasio por hectárea según el segundo grupo de expertos.

Mientras que los que encabeza Angelo Calcaterra tendrán que medir para definirlo.

Cada elemento deberá aplicarse según las necesidades diferenciadas de los sectores que componen el lote y allí volvemos a la discusión acerca de la utilidad de hacer un diagnóstico diferenciado.

La influencia del nitrógeno en el desarrollo de la planta es clave. Por eso, indica Angelo Calcaterra, debemos antes que nada conocer el tipo decrecimiento que se desea conseguir.

Esto significa elegir entre un crecimiento tardío o temprano. Y por ende, cuánto nitrógeno está aportando el tipo de suelo donde se siembra.

Angelo Calcaterra indica que aunque el nitrógeno debe estar presente para todo ciclo vegetal, es más notoriamente influyente en el momento de franco crecimiento que se da entre los 45 y 85 días luego de ocurrido el trasplante.

“Si hablamos de zonas templadas en lotes de plantas bien desarrolladas es frecuente que se obtenga una cantidad de 3 a 4 kilos de follaje por metro cuadrado, lo cual se estima que significa un rendimiento del 10% de materia seca, equivalente a un 4% de nitrógeno“, puntualiza Angelo Calcaterra.

Eso sí, el porcentaje de nitrógeno tiende a descender: se distribuye en tallo, hojas, tubérculos y meristemos. Sólo una parte estará presente en los tubérculos. Puede ser que contengan, aproximadamente y según estudios al respecto, entre un 1,5% a un 2%.

Leave a comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *