Saltar al contenido

Angelo Calcaterra: la importancia del consumo de papa en el continente europeo

consumo de papa en el continente europeo

Todo lo que hay que saber de la producción y comercialización en Europa Central

Angelo Calcaterra, especialista en cultivo de papas y dueño de San Tonino S.A. en la provincia de Mendoza, Argentina, informa sobre este alimento básico en todos los rincones del mundo.

La papa es el cuarto alimento básico del mundo, después del arroz, el trigo y el maíz. Existen alrededor de 5.000 variedades de papa en todo el mundo. Debido a la gran adaptabilidad de la planta de la papa, se cultiva en
“La planta de la papa se cultiva en casi todo el mundo. Mientras que el cultivo en los países altamente industrializados ha tendido a disminuir en las dos últimas décadas, se ha observado un aumento en los países emergentes y en desarrollo, especialmente en Asia”, informa el  especialista en cultivo de papa.

La República Popular China es el mayor productor de de papas, seguido de India, Ucrania y Rusia. Alemania ocupa el séptimo lugar en una comparación global (2018).
El experto suma: “En la Unión Europea y en Europa, las papas se cultivan principalmente en climas frescos y templados. En zonas climáticas como Polonia, Alemania, Francia, Rumanía, los Países Bajos y el Reino Unido son los países con mayor superficie cultivada. Las cosechas de papas de la Unión Europea cubren las necesidades del mercado.

“Desde diciembre hasta el final de las cosechas nacionales de papas tempranas, también se importan papas frescas de Egipto, Chipre e Israel”, aporta el especialista en cultivo de papas y dueño de San Tonino S.A.

En la pasada campaña 2018/19 se produjeron en Alemania 8,92 millones de toneladas de papas debido a la persistente sequía y a los calores. A pesar de las continuas dificultades relacionadas con el clima, la cosecha de 2019 fue una de las más extraordinarias. Dificultades relacionadas con el clima, caracterizadas por la sequía y las altas temperaturas (temperaturas exteriores de aproximadamente 30°C y más). Entonces la papa deja de crecer durante el periodo de crecimiento hasta la cosecha, con 10,6 millones de toneladas. Sin embargo, no se pudo alcanzar el nivel de rendimiento de años anteriores conseguido. “Con la ampliación de la superficie cultivada en 19.400 ha (en comparación con 2018), se compensaron los malos rendimientos. En la campaña 2018/19, más del 100 % de la demanda interna fue cubierta por la producción europea. El índice de autosuficiencia de las papas fue del 138%”, explica el especialista en cultivo de papa.

En Alemania, las principales zonas de cultivo de papas se limitaban a regiones del norte y el oeste de Alemania
Las papas de mesa se venden como patatas frescas durante todo el año. Una gran parte de las papas de mesa se transforman en productos derivados (papas fritas, harina de albóndigas, etc.). En 2018/19, casi 5,4 millones de toneladas de papas se utilizaron en el país como producto fresco o en forma de productos transformados. De esta cantidad, la mayor parte (aproximadamente el 60%) se utilizó para fines alimentarios. “En promedio, los ciudadanos alemanes consumieron 55 kg per cápita en 2018/19, bastante más de la mitad en forma de productos de papa. En comparación con el ejercicio 2017/18, se observa un ligero descenso de 5 kg de consumo per cápita”, suma Angelo Calcaterra. El consumo de papas frescas para el consumo tiende a disminuir y el consumo de productos acabados de papas aumenta.

La importancia de la fécula

La producción de fécula a partir de la papa es el uso más importante en el sector económico de este tubérculo. En 2018/19, alrededor del 18% de la cosecha bruta total se utilizó para la producción de almidón.
El uso de papa forrajeras para alimentar al ganado apenas tiene importancia en la actualidad.
“Sin embargo, los subproductos y residuos de la industria de la papa se utilizan mucho en este caso”, aporta el especialista en cultivo de papa y dueño de San Tonino S.A.
Debido a los volúmenes de producción y a las grandes capacidades de transformación, la exportación de papas y productos derivados desempeña un papel esencial para la industria de la papa. Esto también se aplica a la fécula de patata. Alrededor del 50% del almidón producido se vende en el extranjero. Los socios comerciales más importantes para la importación y exportación de papas y sus productos son los Países Bajos, la República Checa, Bélgica, Francia, Dinamarca e Italia.

Metodología de producción

Según cuenta el  especialista en cultivo de papa, los países recogen anualmente datos sobre la superficie, el rendimiento y la cosecha de papa. El «informe de cultivos» anual y la «encuesta especial de cultivos «1 junto con la «encuesta principal sobre el uso de la tierra «2 realizada en 2016 proporcionan resultados fiables.
El periodo considerado es la campaña agrícola de julio a junio del año siguiente, para la que también se elaboran los balances nacionales. Desde 2010, las papas tempranas ya no se registran por separado en las estadísticas. Por lo tanto, no se puede mostrar una subdivisión en papas tempranas y tardías. Las papas tempranas cosechadas antes del 30.06. del año se asignan a la siguiente campaña de comercialización. La oferta de papas en el mercado alemán se ve complementada o reducida por las importaciones y exportaciones, que se registran en las estadísticas de comercio exterior. Desde que el control de los movimientos de mercancías entre los Estados de la Unión Europea por parte de las aduanas cesó con la apertura de las fronteras interiores de la comunidad, las empresas europeas sólo informan de sus movimientos a otros Estados de la Unión a las respectivas oficinas responsables con fines estadísticos. “Debido al límite de información de 500.000 euros para los envíos y 800.000 euros para las entradas por empresa, no se registran las cantidades menores en el comercio interior. Las cifras definitivas del comercio exterior de la respectiva campaña agrícola sólo están disponibles a finales del año siguiente”, expresa Angelo Calcaterra .