San Tonino SA. Angelo Calcaterra

Tecnología satelital

Cómo funciona en Argentina el monitoreo orientado al rendimiento del cultivo de papa

Angelo Calcaterra, experto en la materia, comparte todos los secretos acerca de los avances tecnológicos en Argentina para mejorar el rendimiento y la competitividad gracias a la gestión del cultivo como diferencial. 

El especialista en cultivo de papa Angelo Calcaterra, dueño de San Tonino S.A. investigador nato sobre todo aquello vinculado a mejorar el rendimiento de este noble cultivo, desataca que en Tandil, una empresa orientada a desarrollar este mercado se encuentra enfocada como ninguna otra en hacer crecer el sector. 

Angela Calcaterra habla sobre el Monitoreo de la papa: “un desarrollo nacional en crecimiento“

La empresa tandilense Formagro se especializa en imágenes digitales satelitales, y a partir de estos conocimientos desarrolló un manejo diferencial según la aptitud de los suelos, comparte el experto en cultivo de papas Angelo Calcaterra. 

De esta forma, la papa abre todo un panorama en la agricultura de precisión y lo hace mediante un desarrollo local que ya trasciende fronteras, muy cerca de una multinacional de primera gama. 

La empresa comenzó con los ensayos de rindes según cada una de las zonas productivas con un productor de papas que le entregaba su producción a McCain, una empresa canadiense. 

Esta primera experiencia puso de manifiesto diferencias notorias en los rendimientos según las zonas de alta y de baja producción: 110 toneladas por hectárea en la zona alta sin limitantes contra 62 toneladas por hectárea en la parte baja de la producción, con tosca presente. 

“Este fue el antecedente para que McCain y Formagro empiecen a trabajar en forma conjunta y apostar por detectar las zonas de producción más adecuadas, contando con la herramienta que devolviera esta valiosa información y cada vez más orientados y ajustados en cuanto a las especificidades a medir acerca de este cultivo en particular“, afirma Angelo Calcaterra. 

La tecnología de precisión, así, va ganando terreno. Actualmente en Argentina, Canadá, Inglaterra, Francia, Escocia, China, Polonia y Nueva Zelanda la superficie total que se maneja con esta tecnología asciende a 2000 hectáreas. 

Angelo Calcaterra destaca que los productores deben apuntar a desarrollar sus propias tecnologías, para no depender de desarrollos ajenos. 

En el caso de Argentina el puntapié inicial con respecto a esta tecnología lo dio Hernando López, un tandilense que abastece a McCain de materia prima. Con información adecuada puedo saber que había que fertilizar con fosfato diamónico en distintas proporciones cada una de las hectáreas y diferenciar las zonas de alta y baja producción, con resultados impresionantes: 14 toneladas por hectárea de rendimiento. 

Un horizonte prometedor para los productores argentinos y todo por desarrollar. 

Leave a comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *