San Tonino SA. Angelo Calcaterra

calcaterra-angel

Avanzan las investigaciones para conseguir una papa resistente a heladas

El productor papero y empresario Angelo Calcaterra comentó los avances del sector en el marco de un encuentro profesional en la región en donde produce: la provincia de Mendoza. 

El estudio de los genes de papa silvestre que puedan resistir bajas temperaturas y heladas está orientado a generar variedades de papa mejoradas que puedan resistir climas adversos.

“Por ahora no existe una papa nativa que aguante heladas, pero sí una tolerancia de hasta cinco grados menor según algunas muestras obtenidas por los científicos y por ello, esperamos seguir mejorando los genes de estas papas fusionándolos con los de la papa silvestre“, explicó Angelo Calcaterra.

Ocurre que la papa silvestre sí resiste heladas y se está intentando proporcionar algo de su genética a las papas destinadas a alimento, tanto para el mercado externo como local.

El estudio del tubérculo se inclina a pensar que esto es posible sumandole tolerancia y resistencia de esta manera artificial en laboratorio.

“Las variedades de papa silvestre resistentes a las heladas no son comestibles – comenta en este sentido Angelo Calcaterra -. Y por esta razón las investigaciones buscan extraer estas características para evitar la pérdida de cultivos de todas las regiones en condiciones climáticas imprevistas o adversas“.

Según el especialista las papas nativas tienen una estructura de tallos que toleran hasta un grado centígrado, una gran tolerancia con respecto a las de producción.

La variedad wira pasña, por ejemplo, así también como la amarilla resisten bajísimas temperaturas y son las variedades a las que se inclinan los agricultores para pasar las heladas. Pero aún así, pueden mejorarse los rendimientos si se logran fusionar unas con otras.

Angelo Calcaterra señaló, entre otras conclusiones vitales para el sector, que la papa blanca, yungay y peruanita no resisten el frío ya que presentan tallos expandidos, pero sí con resistentes a plagas y enfermedades como la racha.

Por ello, hay que seguir intentando adaptar genéticamente las papas, buscando entre las variedades para fortalecer este noble cultivo que alimenta a todo el planeta y es el tercero en importancia a nivel mundial.

 

 

 

Related tags

Leave a comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *